Erasmus a los 80 años

Nosotros somos responsables de nuestros méritos y de nuestra valentía, pero también de los límites que nos ponemos nosotros mismos. Por eso, igual puede sonar raro hacer un Erasmus a los 80 años, porque es algo fuera de la normalidad.

Miguel es un claro ejemplo de superación. A sus 80 años, con tres hijas y abuelo de seis nietos, estudia el título oficial de Historia en la Universidad de Valencia, donde además ha solicitado cursar parte de sus estudios en Verona, Italia, a través de una beca Erasmus.

Lo hizo por el mismo motivo por el que empezó a estudiar, ya después de jubilarse: “Me gustaría hacer algo que no fuera lo clásico del jubilado de sestear. La Historia siempre me ha llamado la atención, me interesa toda la materia, aunque sobre todo la contemporánea”. En la universidad es tratado como un alumno más, intercambiando apuntes y preguntado dudas cuándo algo no le queda claro.

Además, no es el único estudiante mayor de 65 años con estas inquietudes. Miguel cuenta que un compañero suyo, también jubilado, le comentaba: “¿Cómo te has lanzado? Yo lo pensé y ¿sabes por qué no lo hice? Porque me dio vergüenza ir a secretaría a preguntar”.

Miguel es consciente de la fama que rodea la beca Erasmus, algo de desenfreno y bastante fiesta, y bromea al respecto: “Procuraré, dentro de mis limitaciones, seguir la trayectoria de quienes me han precedido. Pero hay que tener en cuenta que me acompaña mi esposa y por esa razón viviremos en un apartamento. Compartir la fiesta del pijama en el colegio mayor sería un poco raro a nuestra edad“.

¿Y cómo fueron las reacciones en su familia? “Mis hijas me dijeron que estaba loco, pero mis nietos son mis mayores fans y se alegran de mi decisión”. Y es que un erasmus a los 80 años, sin duda será una experiencia única.

Veremos a ver cómo le sienta la temida “depresión post-Erasmus”. ¡Mucha suerte en tu aventura Miguel!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here